domingo, 31 de octubre de 2010

Como hacer cerveza casera

Esta es una receta fácil y rápida para hacer cerveza casera. Si bien el tema no tiene mucho que ver con huertas, por lo menos una pequeña relación podría tener no?, pero me voy a dar el gusto de postearlo, ya que es algó que me interesó bastante.

Se ponen los 20 litros de agua en una olla de acero inoxidable con la cebada y el maíz y se deja en remojo durante 4 horas.

Luego se agrega el azúcar y el lúpulo. Se pone ha hervir durante 2 horas. Se retira del fuego y se deja enfriar. Estando aún tibio se mezcla la levadura bien diluida con un poco de agua. Se tapa la olla y se deja en un lugar fresco durante 48 horas para que haga la fermentación.

Se filtra con un tejido de hilo espeso y se envasa en botellas y se tapan bien, asegurando el tapón. Se guardan al fresco y a los 6 días están listas para beber.

Para hacer cerveza negra, poner la mitad de la cebada tostada y la otra mitad abrillantada. Se prepara igual que la otra.


Ingredientes

  • 20 l. de agua,
  • 1 Kg. de cebada abrillantada,
  • 500 gr. de maíz amarillo.
  • 1 1/4 Kg. de azúcar moreno,
  • 25 gr. de lúpulo,
  • 25 gr. de levadura de cerveza.
Esperemos que disfruten la cerveza casera.

domingo, 26 de septiembre de 2010

Preparados vegetales para combatir plagas

PREPARADOS VEGETALES

ESPECIE - PREPARACIÓN - UTILIZACIÓN - EFECTO

ORTIGA: Purín Fermentado Parte aérea de las plantas. 1 kg por 10 lts .si se usa la planta fresca. Seca, 200 grs. por 10 lts. de agua Puede aplicarse a las plantas todo el año.
Concentración 1:20
Estimula el crecimiento y previene enfermedades causadas por hongos.
Purín en fermentación Parte aérea de las plantas. Igual anterior Se aplica antes de que brote sobre ramas, hojas, diluido 1:50
Protege contra el ataque de pulgones y de arañuela roja.

AJO: Infusión Extracto Se machacan 75 grs. de ajo y se agregan a 10 lts. de agua
Se utiliza a comienzos de la primavera, aplicándoselo 3 veces con un intervalo de 3 días, repitiendo la aplicación antes de la cosecha, sobre plantas y suelo sin diluir.
Inhibe el desarrollo de enfermedades criptogámicas y es muy efectivo contra ácaros y pulgones.

Pulverización
: Se pican 150 grs. de ajos. Se disuelven además 100 grs. de jabón en 10 lts de agua. Se mezcla bien y se filtra. Se aplica en caso de ataque, sobre las plantas o al pie del vegetal, sin diluir.
Buen bactericida, apropiado contra diversos insectos.

domingo, 1 de agosto de 2010

Cultivando Zanahorias

Zanahoria

(Daucus carota sp. sativus)

Debido al elevado contenido de caroteno de las raíces, esta umbelífera es considerada una de las hortalizas más sanas.

Exigencias: las zanahorias requieren un suelo esponjado, permeable y bien alimentado con compost, en el que las raíces se forman mejor que en una tierra lodosa-arcillosa.

Las necesidades de agua y de nutrientes no son particularmente altas, pero la tierra debe estar húmeda para evitar que las raíces revienten.

Cultivo: las zanahorias no son sensibles a las heladas, y en ocasiones, pueden sembrarse ya a finales de febrero, cuando el suelo está abierto y seco.

Distancia entre hileras, 20-25 cm; en la hilera, 3-5 cm. Las clases tempranas se siembran desde finales de febrero a principios de abril; las clases de verano, desde principios de marzo a mediados de junio; las clases tardías, ya desde mediados de abril a principios de mayo, porque necesitan un tiempo mayor de desarrollo.

Con las zanahorias hay que tener paciencia al principio: el período de germinación puede ser hasta de 3 semanas. Recolección: las clases tempranas y de verano tienen un tiempo de desarrollo de 10 a 14 semanas; las zanahorias tardías necesitan de 22 a 26 semanas, antes de que se puedan cosechar.

Las clases para conservar deberían permanecer el máximo tiempo posible en el bancal, las heladas nocturnas de corta duración no perjudican a la planta.

domingo, 25 de julio de 2010

Plántas carnívoras - el cultivo

Antetiormente habíamos hablado sobre plantas carnívoras, y les había quedado a deber darles más información sobre el cultivo de las mismas.


Generalidades sobre el cultivo

Aunque cada planta carnívora tiene sus propias necesidades y necesita unos cuidados específicos, hay una serie de factores que (casi) todas tienen en común y que son muy importantes para no caer en los típicos fallos de principiante que suelen tener resultados catastróficos. Quizás lo más importante en el cultivo de las plantas carnívoras sea que las condiciones climatológicas (luz, temperatura, humedad, etc.) sean similares a las de su hábitat natural.

Temperatura

Generalmente, en verano la temperatura no sobrepasará los 35ºC. En invierno la mayoría de las plantas carnívoras prefieren temperaturas más frescas, entre 5 y 15ºC. Las plantas tropicales necesitan temperaturas constantes (sin cambios), las de clima montañoso además necesitan que la temperatura descienda bastante por la noche. Las carnívoras que tienen un descanso invernal (que son muchas) exigen temperaturas por debajo de 10ºC en invierno y generalmente soportan (ligeras) heladas.

Luz

Con una buena iluminación, las plantas crecerán sanas y fuertes, por eso la luz es uno de los factores más importantes en el cultivo. La mayoría de las plantas carnívoras necesitan mucha luz, muchas exigen sol directo (por tanto, orientación sur). Sin embargo, hay que tener cuidado con exponerlas al sol demasiado intenso, ya que se pueden "quemar" (igual que las personas). Por ello hay que protegerlas del sol al mediodía en verano y seguir un proceso para que las plantas se acostumbren al sol directo: exponerles primero al sol por la mañana en primavera, aumentando progresivamente el tiempo de exposición hasta que también soporten el sol por la tarde, más tarde, el de mediodía (en primavera) y finalmente, el sol de verano. Esto puede llevar semanas o incluso meses, pero el resultado serán unas plantas muy robustas y agradecidas. Además, el fallo suele consistir en la falta de luz, y no en el exceso.
Otras plantas carnívoras (Nepenthes, muchas Pinguicula, varias Utricularia...) no soportan el sol directo y prefieren luz indirecta (orientación oeste, por ejemplo).

Si no es posible proporcionar a las plantas la luz suficiente será necesario instalar lámparas de luz ultravioleta artificial, que son bastante caras y que además hay que renovar cada cierto tiempo.

Agua

Este es otro factor importantísimo. Las plantas carnívoras necesitan mucha agua y esta no podrá contener apenas nutrientes y minerales (sobre todo la cal y el nitrógeno son muy peligrosos).
El agua de grifo es totalmente inapropiada, ya que contiene cal y cloro. Aunque se hierva o se deje reposar, acabaría matando a cualquier planta carnívora. Lo mismo pasa con el agua mineral.
Para el riego de las plantas carnívoras se puede elegir entre agua de lluvia limpia, agua destilada o agua desionizada. El agua de lluvia es una buena (y barata) opción siempre y cuando su calidad (que depende de la contaminación) sea buena. El agua destilada es perfecta, pero bastante cara; el agua desionizada sólo se diferencia del agua destilada en el proceso de obtención y es bastante más barata. Una buena alternativa es el agua destilada que se obtiene de las secadoras de ropa, aunque habrá que tener mucho cuidado, ya que si contiene restos de detergente es mortal para las plantas (si huele a jabón o si al agitarla aparece espuma no la utilices).

Riego

Muchas plantas carnívoras crecen en ciénagas, turberas o en otros humedales, donde el suelo no está casi nunca seco (si el suelo se seca, las plantas tienen un descanso). Por ello es necesario que el substrato esté siempre húmedo o mojado. ¡Nunca se puede secar! (excepto en las especies que tienen un descanso en verano).
Generalmente se regará por el método de estancamiento, que consiste en poner la maceta en un plato alto que contiene un par de dedos de agua (por supuesto, libre de cal). Si la maceta tuviera un depósito de agua, siempre tiene que haber algo de agua en el depósito.
Otras plantas (Nepenthes, por ejemplo) odian suelos encharcados, por lo que habrá que mantener el substrato sólo humedecido, evitando que se seque.

Humedad

La mayoría de las carnívoras están acostumbradas a una humedad muy alta. Esto es necesario porque, si pierden más agua por las hojas (evaporación) de la que absorben con sus raíces, inevitablemente se secarán. Cada planta requiere un nivel de humedad diferente, así que consúltalo en las fichas. Si vives en la costa o en el Norte de España, donde la humedad es más alta, podrás mantener sin problemas plantas que exigen unos niveles bajos- medianos (40-60%), sin embargo, en el interior de la Península la humedad no es suficiente para la mayoría de las especies. En invierno, cuando está puesta la calefacción, la humedad desciende drásticamente; entonces muy pocas plantas carnívoras podrían vivir en las casas. Con la adquisición de un terrario este problema estaría solucionado. Excepto a las Nepenthes, no conviene rociar. Las plantas que tienen un descanso en invierno se podrán poner al exterior, ya que necesitan más frío, y así se salvarían de la baja humedad en el interior. Si te lo puedes permitir, otra solución sería tener las plantas fuera todo el año en una turbera junto a un pequeño estanque, por ejemplo.

Substrato

Es importante que el substrato de las plantas carnívoras sea ácido (pH: 3,5-4,5) y que no tenga apenas nutrientes (sobre todo nitrógeno) ni abonos. Por ello casi todos los substratos se basan sobre turba rubia (de esfagnos o Sphagnum). La turba debe estar en estado puro y, por supuesto, sin abonar. Si no encuentras turba rubia puedes encargarla a un precio razonable en la web http://es.geocities.com/portalcarnivoro (ver “Comprar plantas carnívoras”). La turba rubia se mezcla con otros materiales dependiendo del substrato requerido por la planta (ver fichas), estos materiales son:
  • Arena de cuarzo (= silícea) más o menos gruesa: es importante que sea de cuarzo, ya que la arena de la construcción no es lo suficientemente pura. Se puede adquirir en tiendas de mascotas, ya que se utiliza para acuarios.
  • Musgo de esfagnos (Sphagnum) vivo: crece sobre la superficie junto con la planta. Algunas plantas epifitas crecen sólo sobre musgo de esfagnos.
  • Fibras de coco: sólo en Nepenthes, hasta un 50% del substrato.
  • Bolitas de arcilla (= arlita): se usa como capa de drenaje en el fondo de terrarios y macetas y para conseguir un substrato más poroso. Lavar antes de utilizar.
  • Material de drenaje: perlita, bolitas de arcilla, raíces de helechos, vermiculita (cuidado: contiene metales) o corteza de pino en pequeñas cantidades. Aumentar la cantidad en plantas que necesitan un substrato muy aireado y poroso.
Es importante lavar los materiales de drenaje y la arena antes de utilizarlos con agua pura. No es aconsejable experimentar con otros materiales (yo tengo malas experiencias sobre todo con tierra volcánica). Los substratos universales, ya sean de flores, plantas de interior, cactus, orquídeas, rosas, etc. son totalmente inadecuados y nunca se deben utilizar. ¡Jamás utilizar substrato abonado!

Macetas y recipientes

Se aconseja la utilización de recipientes grandes y profundos. Esto se reflejará positivamente sobre las plantas y puede ser incluso esencial para mantener algunas especies con vida. Aunque una planta (en un principio) pequeña parezca estar un poco perdida en una maceta grande, recuerda que es más importante el bienestar de la planta que la estética.
Son recomendables recipientes de plástico, ya que éstos conservan mejor el agua. Las plantas que requieren una temperatura más fresca prefieren macetas de un material poroso como arcilla. Una forma muy práctica de tener a las plantas es en macetas que tienen un depósito de agua en el fondo. Mientras siempre haya algo de agua en el depósito, ésta evita que el substrato se encharque demasiado, pero tampoco deja que se seque.

Descanso

Varias plantas carnívoras tienen un periodo de descanso (normalmente en verano o en invierno) en el que dejan de producir hojas o incluso se mueren superficialmente. Esto es normal y necesario, ya que cuando pase el descanso vuelven a brotar con nuevas fuerzas. Consulta en las fichas qué hacer (y qué no hacer) durante el descanso de cada planta.

Abono

El abono, más que innecesario, puede ser mortal para cualquier tipo de planta carnívora. Aunque parece que ciertas especies soportan bien una dosis reducida de vez en cuando, yo no me arriesgaría a experimentar. Con lo que cazan las plantas les sobra para crecer bien, y si no capturan nada tampoco pasará nada. Así que no es necesario darles de comer.
Si una planta carnívora lleva mucho tiempo sin comer y parece un poco débil puedes usar el método del abono de leche (no obstante, lo más seguro es que esté débil por otra causa que no por la falta de nutrientes): con una pipeta pon una pequeña gotita de leche en una trampa de la planta. Pero no te pases que todos los excesos son malos. Evita que la leche entre en contacto con el substrato y limpia lo que sobre de la planta para evitar que se pudra. (No utilizar este método en Cephalotus).

Otros cuidados

Por lo demás, no hay que hacer mucho. Con ir eliminando hojas muertas (para que no se pudran o aparezcan hongos), transplantar las plantas (o cambiar el substrato del terrario) cada 2-3 años, y comprobar que no haya enfermedades, parásitos u otros problemas, es suficiente.

domingo, 11 de julio de 2010

Preparación del suelo del jardín

Lo primero que hay que hacer es conocer la profundidad del suelo fértil. Para ello, la fórmula más eficaz es empezar a cavar e ir descubriendo las distintas capas que forman el suelo. Lo más habitual es encontrarse con:


  • Una primera capa, más o menos oscura, húmeda y con estructura(es decir, sus partículas estánagrupadas entre sí, haciéndola esponjosa). Ésta es la capa en la que la mayor parte de las plantas desarrollan las raíces.
  • Si se sigue cavando, aparecen otras capas inferiores más arenosas y con piedras. Éstas son las capas que permiten el drenaje o eliminación del agua.
  • Si se sigue cavando, aparecen otras capas inferiores más arenosas y con piedras. Éstas son las capas que permiten el drenaje o eliminación del agua.
Preparar el terreno

  • Labores profundas
Se habla de labores profundas cuando la profundidad de la tierra que se remueve es superior a los 15-30 cm.

Esta labor se puede realizar con un arado de vertedera o, manualmente, con azadas y palas planas. Conviene además que la humedad del suelo sea la adecuada, es decir, que la tierra no se deshaga al pasar el apero ni se quede demasiada tierra pegada a éste.

Cuando se efectúa una labranza profunda, se mezclan horizontes ricos en materia orgánica (capa superficial) con otros más profundos pero más pobres en nutrientes, consiguiendo por tanto que el suelo se empobrezca. De ahí que este tipo de labor sólo sea recomendable cuando lo exijan las necesidades de profundidad de la planta o la situación de excesiva compactación del terreno.

• Labores superficiales

Son las que se realizan a una profundidad inferior a los 15 cm, como complemento de las profundas o cuando éstas no se efectúan.

Para estas labores se emplean arados de discos, fresadoras, cultivadores, rastrillos, etc.

Las labores superficiales sirven para:

- Preparar el lecho de siembra, pues desterronan, pulverizan, homogeneizan y marcan surcos en
el terreno.

- Aportar el abono, haciendo que se mezcle con el propio terreno.

- Levantar e incorporar al suelo plantas que no van a permanecer en el jardín (utilización de plantas como abono verde o eliminación de malas hierbas).

Abonado

Se puede abonar antes de la plantación, lo que se denomina abonado de fondo, y después de
ésta, para restituir los elementos nutritivos que la planta ha extraído del suelo.

Como abono de fondo se suelen utilizar los abonos orgánicos. Con ellos el suelo se enriquece y mejora al mismo tiempo sus propiedades físicas, es decir, mejora su estructura.

Durante el periodo de pleno crecimiento de las plantas, conviene usar fertilizantes minerales, pues las plantas los aprovechan de forma inmediata una vez incorporados al suelo.

Escarda

La eliminación de malas hierbas se denomina escarda.

Una alternativa al uso de herbicidas químicos consiste en incorporar al suelo las malas hierbas cuando se está labrando. Para ello, es imprescindible usar un apero que, además de cortar el terreno lo voltee, pues la utilidad de este
método reside en que las malas hierbas queden enterradas. Así, cuando se descomponen, enriquecen el suelo aumentando los niveles de materia orgánica.

domingo, 13 de junio de 2010

plantar orquideas


Plantar orquideas, contrario a lo que muchas personas piensan. Las orquídeas pueden crecer en interiores fácilmente. Simplemente deben tener las condiciones adecuadas para poder lograr un cultivo correcto.

Vamos a darte especificaciones generales para que puedas platar orquideas en tu propia casa.



Nombre común: Orquídea Mariposa
Nombre botánico: Phalaenopsis
Tipo: Interior
Exposición: Luz viva no directa
Hoja: Perenne
Humedad: Ambiente húmedo
Resistencia: Clima cálidos, sin heladas. En regiones húmedas o lluviosas necesita invernadero.
Puede servir de planta de interior

Altura y Diámetro : 0 m x 0 m


Descripción:


Es la orquídea más conocida. Debido a su resistencia en interiores, es la ideal para principiantes. El nombre de “orquídea mariposa” se le atribuye por su parecido con su polinizador.

Planta epífita de crecimiento monopodial. Posee grandes hojas elípticas, carnosas, de color verde oscuro y muy brillantes. De las axilas de las hojas crece un alto tallo floral, de cuyo extremo arqueado brotan las flores en cascada, de tonalidades van del blanco más puro al púrpura más intenso. Las gruesas raíces son de un color blanco-grisáceo cuando están sanas, y se tornan verde claro con el riego.

Pueden florecer cada 8-10 meses. En condiciones adecuadas de luz y humedad, las flores permanecen intactas durante 3 meses.


Ciudados:

ILUMINACIÓN

Luz viva, evitando el sol directo.

RIEGO

Abundante pero muy espaciado en el tiempo (cada 3-4 semanas). Soportan mejor la sequía que un exceso de riego. No se debe dejar agua estancada en el centro de las hojas, ni las raíces contínuamente encharcadas, reconocibles por un color verde intenso. Evitar dejar agua en el plato.

HUMEDAD

Necesita una alta humedad ambiental: 60%-70%. Requiere rociados frecuentes con agua blanda, preferiblemente de lluvia, evitando mojar las flores. Los rociados deben ser más frecuente con altas temperaturas o en ambientes con calefacción.

TEMPERATURA

Resisten sin problema entre 15º y 29º. Necesitan una diferencia de 5º-10º entre el día y la noche para estimular la floración.
SUELO

Se debe utilizar un sustrato muy poroso y con muy buen drenaje, preferiblemente a base de corteza de pino, a la que se le puede añadir perlita y/o musgo esfagno. En el mercado se encuentran sustratos especiales ya preparados.

ABONO

Aprovechar los riegos para añadir fertilizante líquido especial para orquídeas, dado que el sustrato utilizado es muy pobre en nutrientes. Es preferible utilizar dosis bajas, incluso inferiores a las indicadas en el envase del abono a fin de evitar quemaduras en las raíces, y siempre sobre el sustrato ya regado..

PODA

Tras la caída de todas las flores, podar la vara floral unos 3 cm por encima del segundo o tercer nudo.

TRASPLANTE

Cada uno o dos años, preferiblemente en primavera. En caso de detectar un sustrato excesivamente encharcado, se debe trasplantar sin demora. Las raíces en mal estado (blandas y ennegracidas por la humedad) se deben cortar a ras.

ENFERMEDADES

Un exceso de riego provoca la pudrición de las raíces, que es mortal para la planta.

Cultivo:

No se pueden multiplicar fácilmente. El cultivo de orquídas a partir de semillas debe efectuarse en un laboratorio y con los medios adecuados.

Utilizar tiestos pequeños, preferiblemente transparentes, a fin de que las raíces del interior puedan recibir algo de luz.

Una planta sana luce parte de sus gruesas raíces blanquecinas por fuera del tiesto. El estado de las raíces es el mejor indicador del estado de la planta.

Una Phal en flor soporta mal los traslados y no toleran las corrientes de aire, a los que reacciona perdiendo las flores y especialmente los capullos.

Espero que la pequeña guía para plantar orquideas les sea de utilidad y se animen a hacer el intento, ya que vale la pena y la recomensa es grande

sábado, 22 de mayo de 2010

Cilantro, Coriandro, Perejil chino, Perejil árabe, Culantro, Anisillo, Culandro



- Nombre científico o latino: Coriandrum sativum

- Nombre común o vulgar: Cilantro, Coriandro, Perejil chino, Perejil árabe, Culantro, Anisillo, Culandro

- Familia: Umbelíferas (Umbelliferae).

- Origen: India.

- Hierba anual de hasta 60 cm, sin pelos, brillante y maloliente.

- Los tallos son erectos y delgados.

- Las hojas de un verde vivo tienen forma de abanico, y se vuelven más plumosas conforme ascienden en la planta.

- Las flores, que salen en verano, son pequeñas y blancas, agrupadas en umbelas.

- Los frutos inmaduros tienen un olor desagradable muy característico y carecen del aroma especiado de los frutos maduros, siendo la mejor hora para recogerlos la primera de la mañana.


USOS CULINARIOS

- Se emplea fresco, tanto en medicina como para cocinar (como condimento).

- El cilantro es una planta anual herbácea; su fruto de olor suave y sabor picante, contiene dos semillas que se utilizan enteras o molidas (en mezclas de especies) para dar sabor a aceites y vinagres.

- En la cocina se lo usa en una gran variedad de preparaciones, tales como sopas, guisos, verduras, ensaladas, pescados y aves.

- Combinado con otras especias aromáticas, se lo emplea en la elaboración de embutidos y charcutería.

- También para darle un mejor sabor a la cerveza en su proceso de fabricación.

- Es uno de los componentes del curry y de las pastas y una de sus propiedades es reducir la flatulencia.

- Es mejor utilizarlo fresco y añadirlo a la comida justo antes de apartarla del fuego, porque es muy sensible al calor y pierde mucho aroma.

- Se utiliza en adobos y encurtidos y con la carne de cordero y cerdo.

- Es un ingrediente imprescindible en la cocina sudamericana y en la asiática.

- Da sabor a todo tipo de panes, y proporciona arome a carnes.

- Utilizada en la salsa canaria "mojo verde".

- En la cocina se usan tambien los tallos.

- Las hojas se utilizan para aromatizar alimentos en especial en Oriente Próximo y el sudeste asiático.

- Las semillas enteras o trituradas, se utilizan en carnes asadas, hortalizas rellenas, salsa curry y en conservas en vinagre.

- Es muy utilizado en la comida mexicana, donde aromatiza con su singular sabor y olor el famoso
guacamole.

- Se utilizan para dar sabor a panes, bizcochos, galletas y bollos, para aromatizar carnes preparadas, adobos y encurtidos.

- Un adobo tradicional para conservar carnes consiste en una mezcla de cilantro, comino y vinagre.

- Entre las caravanas del norte de África acostumbraban conservar la carne seca con sal, pimienta y semillas de coriandro.

- Trituradas las semillas entran en los curries o polvos de especias hindúes y también en los adobos de las salchichas de cerdo alemanas y de algunos mergues norteafricanos.

- También se espolvorean sobre los postres de leche y de frutas como los de manzanas y de peras.

- En Córdoba (España) se utilizan las hojas tiernas de cilantro, pese al fuerte olor de chinche que desprenden, para hacer un guiso tradicional con habas.

- Es indicado para reemplazar al perejil en la decoración de platos.

- Para conservar por más tiempo sus hojas, coloque los tallos en agua y cámbiela todos los días.

- Guárdelo en el refrigerador.

- En muchos mercados, especialmente donde hay comunidades asiáticas o griegas, se venden manojos de coriandro, que parece un perejil de hojas planas.

- Las semillas se venden enteras o molidas, y constituye el principal ingrediente del polvo de curry.

- Se utilizan sus hojas frescas y la semilla seca y molida.

- También se incluyen en mezclas de especias picantes.


CULTIVO

- Es una de las plantas aromáticas más fáciles de cultivar en casa, ya sea en maceteros o en un rincón del jardín.

- Luz: mucha ilurninación.

- Crece bien en terrenos calcáreos y sueltos en zonas
protegidas de los vientos.

- No sobrevive en terrenos encharcados.

- Se siembran las semillas en hileras, a 30 cm unas de otras, poniéndolas a 1 cm de profundidad; a más profundidad no germinan pues necesitan claridad. A las tres semanas brotan las plantas.

- Cuando están crecidas, se escardan y se dejan 12 cm entre cada planta, Es necesario escardar a menudo hasta que las hojas alcancen las de la planta próxima, Va muy bien abonada con potasio, pero, al contrario, el nitrógeno es mortal.

- Es conveniente, si se ha abonado con estiércol, esperar un año para sembrar el culantro.

- Al final de temporada, se dejan secar sus pequeñas flores en la matita y luego se cosechan las semillas, que se guardan limpias y bien secas en papel de aluminio hasta la próxima temporada.

- Esta planta anual de exterior se cultiva facilmente de semillas plantadas al exterior al final de la primavera.


RECOLECCIÓN

- Los frutos se recogen poco antes de madurar, cuando la superficie de éstos tiene un color marrón-rojizo. Para ello se cortan las plantas, en días nublados, en la mañana o en
la tarde.

- Se hacen manojos y se ponen a secar.

- Si se dejan secar en el campo se pierden las semillas ya
que se desprenden fácilmente.

- La planta fresca tiene un olor bastante desagradable, pero con la desecación se vuelve agradable y su sabor se hace aromático; sabe a naranja y salvia.

- Recoja las semillas tan pronto comiencen a madurar, y cubra los tallos con bolsas de papel para secar las semillas.

- Las hojas no se secan bien, pero pueden congelarse.

domingo, 2 de mayo de 2010

Controlar las plagas en la huerta orgánica

La huerta o jardín orgánicos, se fundamentan en principios ecológicos, imitando los mecanismos de equilibrio y estabilidad que usa la naturaleza.

Para que haya menor incidencia de plagas, la huerta debe imitar un paisaje natural en donde conviven diferentes especies de insectos y diversidad de plantas, diferentes colores, flores variadas y diferentes olores de plantas aromáticas. Asocie especies con distintos requerimientos, trate de que hayan varias especies por cada metro cuadrado de jardín o huerto.

Utilize flores de colores vistosos (amarillo o naranja, como por ejemplo las caléndulas que atraen los pulgones y repelen a los gusanos del tomate y los copetes o tagetes que controlan los nemátodos del suelo, el aroma de sus hojas aleja insectos que atacan a los tomates(polillas).
Se pueden utilizar plantas aromáticas como cerco vivo o dentro de los surcos de la huerta o jardín. Un buen cerdo sería el compuesto por: Lavanda, romero, salvia, ruda, ajenjo, manzanilla y orégano.

Dentro de los surcos: Menta, albahaca, estragón, tomillo, ortiga.

Las características principales de estas plantas son:

  • Lavanda: Se utilizan las flores como hormiguicida.

  • Romero: Repelente de insectos en zanahorias y repollo. También es útil porque en ella se hospedan enemigos naturales de las plagas(insectos benéficos).

  • Salvia: Repelente de algunas plagas (moscas)en zanahoria y repollo.

  • Ruda: Se utiliza en maceración, para pulverizar plantas atacadas por pulgones.

  • Ajenjo: Se utiliza en infusión como repelente de gorgojos, ácaros y orugas.

  • Manzanilla: Atrae a insectos benéficos y se usa como insecticida contra pulgones.

  • Orégano: Planta trampa de hormigas.

  • Menta: Cerca de las coles, alejan a las plagas que atacan a estas plantas.

  • Albahaca: Trampa de pulgones y repelente de insectos en general, sobre todo chinches.

lunes, 12 de abril de 2010

Comentarios corregidos

A todos mis lectores les pido disculpas. Recién me he dado cuenta de que el formulario para enviar comentarios no funcionaba. Ya está corregido y pueden enviar sus comentarios normalmente.

martes, 6 de abril de 2010

Como plantar perejil

Perejil de raíz
(Petroselinum crispum var. radicosum)

Precisamente, entre las umbelíferas existen algunas especies de hortalizas de las que se pueden aprovechar las raíces o tubérculos y también las hojas, liste es el caso del perejil, que se puede encontrar tanto en la verdura como en la ensalada como perejil de hoja.

Exigencias: el perejil, que soporta muy bien las temperaturas invernales, prefiere un suelo esponjado y profundo sin densificaciones ni encharcamientos, pero con una humedad regular.

Tanto los suelos muy ligeros como los muy pesados son inapropiados. Como abonado, por regla general, son suficientes las aportaciones de compost; no es conveniente utilizar estiércol de establo fresco. El perejil de hoja vegeta bien incluso á media sombra.

Cultivo de perejil de raíz:

Siembra desde mediados de marzo a mediados de abril en hileras a 25 cm; después, aclarar a 5 cm en la hilera. La duración de la germinación puede ser de varias semanas, de perejil de hoja: siembra en febrero-marzo o final de julio-agosto en hileras a 15-20 cm; después de que haya salido, aclarar sólo un poco si está muy apretado. También en este caso pueden ¡jasar varias semanas hasta la germinación.

Recolección: el tiempo de cultivo del perejil de raíz se prolonga de 20 a 24 semanas. Habitualmente se cosecha u partir de octubre, pero tanto el perejil de raíz, como el de hoja pueden pasar el invierno en el bancal con una protección de leña menuda, lo que permite cosechar cuando se necesite.

Si las temperaturas no bajan demasiado, el perejil de hoja también se mantiene verde en la época fría.

Del perejil de hoja, sé cortan las hojitas de raíz cuando las plantas son suficientemente fuertes y han formado bastante masa verde. El perejil no se debe cultivar de nuevo en el mismo lugar antes de tres años.

Clases de perejil de raíz: Halblange, Lange Glatte, Kurze Dicke; de perejil de hoja: Hamburger Schnitt. Einfache Schnitt (ambos de hoja lisa). Edelstein, Moos-krause, Grune Perle (hoja rizada).

martes, 30 de marzo de 2010

Lechugas y hortalizas de hoja

No suele haber un jardín con huerto en el que se prescinda totalmente de la lechuga. Al fin y al cabo, se trata de una hortaliza fresca y rica en vitaminas que está disponible desde la primavera hasta el otoño con una gran variedad de coloraciones. El rastro de estas plantas puede seguirse desde el antiguo Egipto, pasando por griegos y romanos, hasta los huertos de los claustros de la Edad Media. A mediados del siglo pasado, se conocían ya en Europa Central 65 clases diferentes de lechuga, y actualmente nadie podría decir exactamente cuántas hay en todo el mundo.

La forma primitiva (Lactuca sativa) se presenta en muchas variedades (abreviatura var.), como lechuga clásica, lechuga de ensalada o lechuga romana, y en la gran familia de las compuestas. A ella pertenecen también otras hortalizas para ensalada como la escarola, el radicchio, el diente de león y la achicoria. Las especies cuyas hojas preferiblemente se cuecen o se rehogan pertenecen, por regla general, a la familia de las quenopodiáceas. con la espinaca como representante más importante.

La lechuga clásica se puede culrivar en plantaciones consecutivas desde primavera a otoño; sin embargo, es muy importante elegir la clase correcta, porque las tempranas o de otoño se espigan en verano, es decir, entran en floración. Exigencias: la lechuga común crece bien en todos los buenos suelos de jardín ricos en humus, permeables y no ácidos en lugares soleados; la colocación en la sombra perjudica la formación de la cabeza. La necesidad de nutrientes es más bien moderada debido al corto período de cultivo; por regla general, la lechuga tiene suficiente con un compost bien descompuesto. Cultivo: el cultivo bajo vidrio ya es posible a partir de enero; la primera plantación al aire libre, en febrero-marzo, con siembras sucesivas hasta mediados de agosto. Distancia entre plantas: 25 x 25 cm. Para cultivos tempranos y tardíos es recomendable utilizar una protección con una lámina no tejida o un plástico, o túneles de plástico. El cultivo de lechuga de invierno en el invernadero o en almáciga no es aconsejable para el jardinero aficionado, pues sin una instalación profesional (riego automático, sombreado, calefacción) el fracaso es casi seguro y, además, hay que contar con el ataque de los pulgones.

Recolección: el tiempo de cultivo es de 8 a 10 semanas; algo menos en verano. Clases para cultivo de primavera a otoño: Cindy, Merveille des quatre saisnns (lechuga de cabeza roja), Pirat (lechuga de cabeza grande mejorada); para cultivo de primavera y de otoño: Reskia, Mona.

En otros posts hablaremos específicamente de cada una de las distintas variedades de lechugas y todo lo que tenga que ver con su cultivo.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Puerro cultivo

Los puerros son los miembros de la familia de las cebollas más fáciles de cultivar. Soportan inviernos fuertes, no son afectados por las plagas y enfermedades. Es un excelente cultivo para cualquier terreno.

La época de la cosecha dura más de 6 meses. En la cocina tiene numerosos usos.






Características del suelo

  • Los puerros son menos exigentes que las cebollas y crecerán en cualquier tipo de suelo, a condición de que éste no sea muy compacto y esté mal drenado.
  • La cosecha será decepcionante si el terreno es deficiente en nutrientes y humus.
  • En invierno se requiere una cava minuciosa (añada compost o estiércol descompuesto si no lo hizo en la cosecha anterior).
  • Elija un lugar soleado donde crezcan las plantas. Después de la cava de invierno, deje el suelo rugoso, y en primavera nivele la superficie rastrillándola y pisándola.


Siembra y plantación

  • Aclare las plántulas de modo que estén separados unos 4 cm
  • Los puerros jóvenes pueden trasplantase cuando hayan alcanzado los 20 cm de altura y sean gruesos como un lápiz. Si el tiempo es seco, riegue la parcela el día anterior a la cosecha. Corte los cabos de las raíces y las puntas de las hojas, después sáquelos, y dispóngalos en hileras con una separación de 30 cm, dejando una distancia de 15 cm entre los trasplantes.
  • Realice un hoyo de 15 cm de profundidad con un desplantador, coloque el trasplante, y después llene poco a poco con agua la cavidad para fijar las raíces. No llene el hoyo con tierra.

Cuidados del cultivo

  • Escarde cuidadosamente para evitar el crecimiento de las malas hiervas y asegúrese de que no les falte agua a las plantas durante las épocas de sequedad. No llene los hoyos con tierra.
  • Blanquee para aumentar la longitud del tallo blanquecino. Cuando las plantes estén bien desarrolladas, tire suavemente tierra seca alrededor de los tallos. Efectúe esta operación en etapas, incrementando la altura poco a poco cada vez. No permita, bajo ningún concepto, que la tierra caiga entre las hojas, para no tener luego a la hora de comer, un puerro lleno de suciedad. Termine el aporcado a principios de otoño.
  • El abono aumenta el grosor de los tallos. Debe evitarse, sin embargo, un abono tardío en aquellas plantas que invernarán en el huerto (éste debe interrumpirse a mediados de verano).

Recolección

  • No pretenda producir gigantes con fines culinarios ya que el sabor disminuye a la par que el tamaño aumenta.
  • Empiece la recolección cuando los puerros todavía son pequeños; de este modo alargará la época de recolección.
  • No intente nunca sacar bruscamente la planta del suelo, sáquela poco a poco con una horquilla.
  • Los puerros pueden dejarse en la tierra durante todo el invierno hasta su consumo.

La duración esperada de la germinación es de 14 a 18 días. El tiempo aproximado entre la siembra y la cosecha es de 30 a 45 semanas dependiendo de la variedad.

martes, 23 de febrero de 2010

Cultivo de remolacha o betabel

La remolacha de cultivo casero puede consumirse durante todo el año: recién recolectada desde mediados de verano hasta finales de otoño; almacenada hasta finales de invierno, y por último encurtida, desde finales de invierno hasta finales de verano.

Por todo esto la remolacha o betabel (como la llaman en México) es una planta muy popular, anual y de cultivo fácil. Esta verdura germina con bastante lentitud pero las plántulas, una vez que han arraigado, crecen rápidamente.

Para tener éxito debe evitar cualquier restricción del crecimiento y arrancar las raíces antes de que sean grandes y leñosas, características que presentan muchas de las que se venden en las tiendas. Esto requiere sembrar mensualmente en hileras cortas y regara en tiempo seco; de esta forma podrá recolectar remolachas de máxima calidad durante todo el verano.

Cuidados del cultivo

  • Cuando las plantulas tengan unos 2,5 cm , aclare dejando una planta por golpe. Deseche las plántulas más débiles (no intente plantarlas). En esta etapa quizás deberá proteger el cultivo de los pájaros.
  • Impida el crecimiento de las malas hiervas empleando una azada y tenga cuidado de no dañar las raíces.
  • La sequedad da lugar a cosechas bajas y de calidad leñosa, y el retorno rápido a condiciones húmedas provoca la rotura de las raíces.
  • Para evitar estos problemas riegue moderadamente cada quince días durante los períodos de sequedad.
  • Cuando las raíces tengan el tamaño de una pelota de golf, arranque las plantas alternadamente y emplee las plántulas arrancadas en preparaciones culinarias. Deje madurar las restantes.

Recolección

  • Arranque las raíces según sus necesidades. No debe permitir que alcancen un tamaño superior al de una pelota de cricket (cuando corte una raíz por la mitad, ésta no debe presentar anillos de color blanquecino).
  • Las raíces que se cultiven para almacenar deben recolectarse a principios de otoño. Sacuda la tierra y descarte todos los ejemplares dañados. Coloque las raíces en una caja sólida entre capas de turba seca y guárdelas en un cobertizo. Se conservarán hasta finales de invierno.
  • Después de arrancar las raíces, para su consumo inmediato o para almacenarlas, corte el follaje retorciéndolo y dejando una corona de tallos de 5 cm. Si cortas las hojas con un cuchillo sangrarán.

Características del suelo

  • Para obtener raíces largas necesita un suelo arenoso y profundo, pero prácticamente todos los suelos corrientes producen buenas cosechas si se los prepara adecuadamente.
  • Escoja una parcela soleada y cave en otoño o a principios de invierno. Añada turba si hay deficiencia de humus. Añada cal si el suelo es ácido. Prepare el semillero durante la primavera.

Finalizando. Diremos que la germinación dura aproximadamente entre 10 a 14 días. La longevidad de la semilla de remolacha almacenada es de 3 años aproximadamente. El tiempo aproximado entre la siembra y la cosecha es de entre 11 a 16 semanas dependiendo de la variedad.

La remolacha es de cultivo fácil en general, además de ser deliciosa tanto en recetas tradicionales, como en jugo de remolacha o jugo de betabel.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Plantas carnivoras

Vamos a dejar momentáneamente de lado el tema de las hortalizas y vamos a hablar un poco de las plantas carnivoras las cuales están muy de moda hoy en día.

Son plantas capaces de atraer, atrapar y digerir pequeños animales y aprovechar los nutrientes obtenidos. Conocemos alrededor de 600 especies de 14 géneros diferentes de plantas carnivoras.

La captura se realiza mediante hojas transformadas para ese fin, llamadas trampas. Hay trampas que efectúan movimientos para atrapar presas, son trampas activas. Otras no hacen movimiento alguno (trampas pasivas).

La digestión puede realizarse mediante enzimas producidas por la propia planta carnivora (digestión activa) o mediante bacterias o microorganismos que descomponen las presas (digestión pasiva). Las presas suelen ser insectos o microorganismos, aunque ocasionalmente se han encontrado pequeños moluscos, reptiles, aves o incluso ratones en trampas de plantas grandes, si bien suelen ser capturas accidentales.

Las plantas carnívoras están distribuidas por todo el mundo, menos en los desiertos y en los polos.

Hay 5 tipos de trampas:

  • Trampas jarro: son trampas pasivas. Las presas resbalan sobre el borde resbaladizo de las hojas en forma de jarro y caen hasta el fondo, donde se ahogan en un líquido y son digeridas
  • Trampas pegajosas: pueden ser activas o pasivas. Las hojas están provistas de tentáculos que segregan un líquido pegajoso. Las presas son descompuestas por líquidos digestivos y los nutrientes absorbidos por las hojas. Las trampas activas incluso se pueden enrollar sobre las presas.
  • Trampas maxilares: son trampas activas. Cuando una presa se posa sobre una trampa, ésta se cierra, atrapándola en su interior, donde es digerida.
  • Trampas de succión: son activas. Cuando una presa se acerca a una vesícula, provista de un complicado mecanismo, ésta la absorbe rápidamente y la digiere.
  • Trampas de nasa: son trampas pasivas. Las presas son atraídas al interior de un tubo del que no pueden salir, ya que unos pelos colocados en dirección contraria se lo impiden. Así, las presas son dirigidas a una cámara donde finalmente son digeridas.
Gracias a la posibilidad de obtener nutrientes a partir de pequeños animales, las plantas carnívoras tienen una enorme ventaja frente a otras plantas, ya que pueden habitar suelos donde pocas plantas pueden hacerlo. Se ha comprobado que aquéllas plantas que cazan presas crecen y se reproducen mejor que las que no lo hacen. Sin embargo, el carnivorismo tiene un alto coste de oportunidad, ya que al producir trampas se pierden partes destinadas a la fotosíntesis. Además, los rápidos movimientos de las trampas y la producción de secreciones en algunas especies provocan una notable pérdida de energía si a continuación del "esfuerzo" no fuera posible atrapar y digerir la presa.

Cultivo

Las plantas carnívoras son tan fascinantes que cautivan a cualquiera que las descubra en viveros o floristerías, de ahí que muchas sean compradas por impulso, sin que sus nuevos dueños se hayan informado sobre ellas y sus cuidados. Entonces son tratadas como plantas "normales" y no suelen tardar en "despedirse". Por eso a menudo son consideradas plantas muy difíciles y no se vuelve a intentar su cultivo, aunque la realidad es que muchas no son tan exigentes como se dice.

En un próximo post vamos a hablar más detalladamente sobre el cultivo de estas plantas.

domingo, 14 de febrero de 2010

Como sembrar albahaca

Hay muchas variedades de albahaca. Cada una con aroma y características distintas. Es fácil de sembrar y es un tesoro culinario para las comidas de todos los días.

El cultivo de albahaca se puede realizar en un huerto, jardín o maceta. La albahaca es una hierba aromática anual, originaria de India, con tallos rectos múltiples, hojas verde lustroso, dentadas y textura sedosa, que puede alcanzar 1m de altura. Tiene flores tubulares agrupadas en espigas de color blanco o violáceo. Cultivo de albahaca

El cultivo de albahaca sólo puede hacerse por semillas, que se pueden sembrar en semilleros o macetas en invernaderos, a principios o mediados de la primavera. La albahaca necesita exposición directa al sol, pero en climas calurosos, necesita algo de sombra. Esta planta es muy sensible a las heladas.

El cultivo de albahaca requiere de suelos fértiles, permeables y húmedos.
Es una planta muy apreciada en la gastronomía, por ello es común el cultivo de albahaca en macetas, como planta de interiores, ubicada en el alféizar de las ventanas de cocinas o en las terrazas. La albahaca es utilizada como tónico, estimulante, digestivo y antiséptico.
Características del cultivo de albahaca:

El cultivo de albahaca necesita mucha humedad, pero no tolera los encharcamientos, son preferibles los suelos con buen drenaje. Se adapta al pH del terreno, pero el ideal está entre 5,5-6,5. Para favorecer el crecimiento arbustivo, se despuntan las ramas cuando se forman los capullos florales.

El cultivo de albahaca en extensión es altamente rentable, por los rendimientos por hectárea que ofrece, y con varios cortes al año. El producto del cultivo de albahaca puede comercializarse fresco, seco, o su aceite esencial.

El cultivo de albahaca se hace por semillas, en suelo directo o en maceteros. Se puede cubrir las semillas con 0,5cm de compost. La tierra para la siembra debe ser humedecida previamente. Las semillas de albahaca tardan aproximadamente una semana en germinar. Debido a su pequeño tamaño, es preferible sembrar una buena cantidad de semillas. Cuando las plántulas hayan desarrollado dos pares de hojas, será el momento de arrancar las plántulas más débiles, para favorecer el desarrollo de las más fuertes.

El cultivo de albahaca requiere lugares soleados, pero admite sitios ligeramente sombreados. En los climas fríos, las hojas se ponen negras en contacto con la escarcha. Es preferible no mojar las hojas al regar. El riego se puede hacer tres veces por semana si la planta está al sol, y si está a la sombra, bastará con una vez a la semana.

El abono debe hacerse antes de sembrar las semillas, y puede reforzarse cada cierto tiempo, empleando abono orgánico. Hay que cuidar el contenido de nitrógeno del terreno, ya que favorece la producción de hojas, pero en exceso, afecta su sabor.

Para mantener el sabor y aroma de las hojas, es preferible cortar las flores, a menos que se desee recolectar las semillas. Una manera de evitar la producción de flores, es cosechar las hojas de la parte alta de la planta (luego que la planta haya alcanzado 20cm de altura).

Una de las ventajas del cultivo de albahaca es que las hojas pueden cosecharse todo el año, resultando beneficioso para la planta. Es necesario esperar a que la planta alcance determinada altura para cosechar las hojas.

fuente

lunes, 1 de febrero de 2010

Como plantar tomates


Hay más de 25.000 variedades de tomates, y varios colores, son fáciles de plantar y crecer.

Vamos a dar una serie de consejos prácticos para que aprendan como plantar sus propios tomates.



1- Siembre los tomates después de que el peligro de las heladas en su área pase. Siembre las semillas al menos seis u ocho semanas antes de la última helada que se espere.

2- Acostumbre a sus plantas a la temperatura del exterior. Mientras los días cálidos no lleguen, deje su planta afuera solo durante el día, y guárdela durante la noche, hasta que las temperaturas se vayan estabilizando.

3- Elija bien el lugar donde va a plantar. Los tomates necesitan mucho sol, así que elije un área en donde el sol pegue durante gran parte del día.

4- Consigue una buena tierra rica en meteria orgánica.

5- Las plantas de tomates deberían sembrarse por lo menos a 30 centímetros unas de otras.

6- Cuando las plantas empiecen a dar flores es porque están listas para ser trasplantadas al suelo. Has un hueco y al poner la planta llénalo con tierra rica en materia orgánica, haciendo un poco de presión.

7- Recuerda de regar tu planta de tomates periódicamente.

jueves, 14 de enero de 2010

cultivo de morron o pimiento

Sembrar hortalizas como morrones o pimientos es relativamente fácil. Aquí les dejo un interesante post sobre como cultivar morrones o pimientos como les dicen también.


Lugar y tipo de suelo

Para obtener un buen cultivo de pimientos, se necesita un invernadero o semillero. Sin embargo, es posible obtener resultados con algunas de las variedades más pequeñas en un macetero ubicado en algún lugar muy protegido y soleado, por ejemplo la esquina de un patio o jardín. El semillero es una de las operaciones importantes en el proceso biológico de esta hortaliza, pues el desarrollo posterior de la plantación dependerá del vigor y del estado sanitario de los plantines en su etapa del semillero. Por esto se va imponiendo la costumbre europea de adquirir las plantas en viveros especializados. En el país ya existen algunas empresas dedicadas a la producción de plantas hortícolas y es preferible recurrir a ellas.

Los pimientos prefieren suelos levemente ácidos y fértiles con un buen drenaje, pero con capacidad de conservar la humedad. En maceteros, usar compost de uso múltiple.

Siembra de interior

La época de plantación para los cultivos en invernaderos es en la segunda quincena de septiembre y en la primera quincena de octubre (entre principios y mediados de la primavera, a 21 grados centígrados). Luego, transplantar al lugar definitivo -a un macetero o alrededor del invernadero- tan pronto como aparezcan las primeras flores. Si van a colocarse en el exterior, dejar que crezcan los plantines y transplantarlos luego de las heladas.

Para facilitar el transplante y ahorrar tiempo, una buena opción es sembrar las semillas en bandejas de cultivo. En este caso, los plantines se transplantan una vez que tienen tres o cuatro hojas. También se desarrollan bien en bolsas de cultivo. Si se usan maceteros, colocar cada planta en una maceta de al menos 25 cm de diámetro y profundidad.

Distancia de plantación final

Se colocan dos plantas por cada bolsa de cultivo. Si se las coloca en tierra firme, la distancia debe ser de aproximadamente 40 cm entre las plantas. En la medida que la planificación del trabajo lo permita, debería efectuarse el transplante en horas de poco calor en el interior del invernadero para evitar una excesiva transpiración de las plantitas de pimientos.

Las plantas se entierran hasta la misma altura en que lo estaban en el semillero y procurando que las raíces mantengan la posición vertical; si se logra mantener el cepellón entero, resulta fácil la operación de plantar y el prendimiento es prácticamente del cien por ciento.

Inmediatamente después de la plantación se dará el primer riego al nuevo cultivo, el cual será tanto más abundante cuanto más seca se encuentre la tierra del invernadero. Ocho o diez días más tarde se procede a la reposición, seguida del segundo riego. Con esto termina la plantación y se inicia el desarrollo de un nuevo cultivo.

Labores a realizar durante el cultivo

Para alcanzar dos o tres metros de altura, las plantas de pimientos necesitan apoyarse en algún soporte. En los invernaderos se utilizan dos tipos distintos de tutorado:

  • Tutorado vertical con doble tejido de malla para cada línea de plantas; se emplea malla de plástico de color verde, con cuadrados de unos 15 centímetros de lado. Éste es el método que parece más interesante por lo funcional y sencillo de su instalación.
  • Tutorado horizontal semejante al usado en los cultivos de claveles. Exige dos o tres pisos y su montaje es bantante engorroso.

El cultivo de pimientos casi no necesita poda. Ésta se limita a la supresión de los brotes que nacen desde el nivel del suelo hasta la primera bifurcación, ya que las plantas pueden perecer si los extremos de los brotes se pudren, característica que se asocia por lo común a los tomates. También se suprimen los frutos que presentan algún defecto que los inutiliza para la comercialización, si el cultivo se realiza con fines de venta.

Si la plantación presenta dificultades para la polinización y fecundación de las flores, habrá que tomar algunas medidas orientadas a corregirlo como: bajar la humedad relativa, ventilar el invernadero o hacer vibrar las plantas. Los nuevos híbridos no parecen presentar mayores dificultades de fecundación.

Para controlar las malezas y suprimir la costra de la superficie regada, es conveniente escarbar dos o tres veces de manera superficial con azada.

Riegos

El riego periódico pero no excesivo es uno de los factores más relevantes de entre todas las técnicas agrarias aplicables a la horticultura. La demanda de agua de los pimientos bajo plástico es de unos 600 a 700 litros por metro cuadrado, durante todo el ciclo de cultivo, que es de siete a ocho meses. El consumo medio por metro cuadrado y día está entre los 2,5 y los 3,5 litros de agua, según la modalidad de riego utilizada. Es mejor combinar el riego con un colchón orgánico que conserve la humedad.

En lo que se refiere a la calidad del agua los pimientos soportan hasta 400 miligramos de cloruros por litro o algo más si se alterna con riegos de mejor calidad. También las sales sódicas le restan calidad al agua de riego. La penetración del agua en el suelo es aproximadamente la siguiente, según la textura de la tierra: 4 a 6 veces su espesor en los suelos arcillosos. 6 a 10 veces su espesor en las tierras francas. 12 veces su grosor en los suelos arenosos.

Control climático del invernadero

El pimiento es una hortaliza de primavera-verano, cuyo cultivo a lo largo del otoño y del invierno sólo es posible utilizando los invernaderos. Por consiguiente, se trata de un vegetal exigente en temperatura y también en luminosidad, que requiere de mucho cuidado. La temperatura óptima para los pimientos en invernaderos es de 16oC durante la noche y de 23oC durante el día. Se considera que la diferencia de temperatura entre el día y la noche no debe superar los 6o u 8oC. La temperatura mínima biológica es de 10o a 12o, siendo la máxima biológica de 32oC.

Los pimientos son más exigentes en luz que los tomates, debiendo existir una correlación entre temperatura y luminosidad. La humedad relativa apropiada para las plantaciones de pimientos bajo plástico oscila entre el 60 y el 75%, el porcentaje más alto corresponde a la etapa de crecimiento, disminuyendo paulatinamente en la fase de fructificación.

La regulación de la humedad y de la temperatura resulta difícil en los invernaderos que carecen de automatización. Los recursos a disposición del agricultor casi se reducen a la apertura y cierre de las ventanas del invernadero, y a la aplicación de pulverizaciones o nebulizaciones con agua.

Si se cultiva los pimientos al aire libre, nunca plantar los plantines en un suelo congelado o mojado. En caso de dudas, esperar a que mejoren las condiciones climáticas.

Cuidados y consejos

Debido a la gran variedad de plantas pequeñas de pimientos, puede cultivarse esta hortaliza a temperaturas diferentes sin necesidad de comprar y sembrar una gran cantidad de semillas.

Cosecha

Se realiza entre mediados del verano y principios del otoño. Los ajíes morrones pueden ser pesados y, a menos que la planta sea lo suficientemente resistente, pueden quebrarla. Por este motivo es importante cosecharlos a tiempo.

Rendimiento aproximado

De entre 6 a 8 ajíes morrones o 20 pimientos por cada planta.


fuente

miércoles, 13 de enero de 2010

Una huerta orgánica consiste en producir hortalizas por tí mismo, de manera cien por cien natural. Es decir, sin ningún tipo de químico ni aditamento artificial.

Este concepto incluye a fertilizantes, nutrientes e insecticidas y – por supuesto – a semillas que no sean las cosechadas por ti mismo. Está comprobado que en apenas 100 m cuadrados de terreno, una familia de cuatro personas puede auto abastecerse si promueve y lleva a cabo su propia huerta orgánica.


viernes, 8 de enero de 2010

Bienvenidos a su huerta orgánica

Este es mi primer post, en el cual doy por inaugurado mi nuevo blog "su huerta orgánica".

En este blog pretendo compartir con ustedes todos los artículos de interés sobre como poder crear nuestra propia huerta en casa, en poco espacio. De paso yo también voy a ir aprendiendo algo junto con ustedes, ya que este es un hobby muy entretenido para mi. Y no hay como comer tus propios tomates, morrones, etc.

Bienvenido una vez más, y demás está decir que voy a apreciar cualquier contribución con respecto a este fascinante tema.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More